Manifiesto por el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

“Me dio mucha alegría ver que el esfuerzo que realicé este tiempo había merecido la pena”
23 noviembre, 2018
“El voluntariado como forma de vida”
30 noviembre, 2018
Mostrar todo

Manifiesto por el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

En Aspace Andalucía sabemos que por tener una discapacidad las mujeres y niñas tienen un riesgo mayor a padecer violencia, por eso ponemos especial atención en las mujeres, en escucharlas y conocer sus cuerpos y sexualidades.

Con motivo de la conmemoración del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, nos sumamos al manifiesto de la Fundación CERMI Mujeres y que se ha centrado en la situación de las niñas con discapacidad. Lo transcribimos a continuación:

 

“Juntas construyendo el presente, proyectando el futuro” 

Hoy, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, las niñas con discapacidad decimos que no queremos sufrir ningún tipo de violencia, porque eso no nos deja disfrutar de nuestros derechos.

En España somos más de cincuenta mil las niñas con discapacidad. Muchas de nosotras vivimos sobreprotegidas y no podemos expresar nuestras opiniones sobre cuestiones fundamentales que afectan a nuestras vidas: sobre nuestra educación, sobre dónde y con quién queremos vivir cuando nuestras familias se separan, sobre nuestras amistades y lo que queremos ser de mayores…

Hay que recordar que la Convención sobre los Derechos del Niño y la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de las Naciones Unidas hablan de nosotras y obligan a los países a tomar todas las medidas necesarias para asegurar que podamos gozar plenamente de nuestros derechos humanos y libertades fundamentales; asegurar nuestra protección; asegurar que podamos expresar nuestra opinión libremente sobre todo lo que nos afecta, teniendo en cuenta nuestra edad y nuestra madurez; asegurar que podamos recibir asistencia adecuada conforme a nuestra discapacidad y nuestra edad, y asegurar que podamos mantener nuestra fertilidad; todo eso en igualdad de condiciones con las demás niñas y niños.

Sabemos que la violencia contra la infancia es uno de los problemas sociales más invisibles en la actualidad. Otro problema muy grave es la violencia que sufren las mujeres. Y también sabemos que por tener una discapacidad tenemos un riesgo mayor a padecer esta violencia.

Aunque hay leyes de infancia y otras leyes que quieren protegernos, también hay leyes que no nos defienden. Las niñas con discapacidad somos niñas invisibles y olvidadas.

Se ignora nuestra opinión; no nos dejan crecer como a cualquier otra chica adolescente; incluso nos operan sin que lo sepamos para que de mayores no podamos ser madres. Y cuando alguien nos hace daño y lo decimos nadie nos cree.

Todo el mundo nos protege más de lo que necesitamos: en casa, en el colegio, en todas partes…Pero nadie nos ayuda de verdad a crecer y a convertirnos en mujeres independientes.

Lo peor de todo es la violencia sexual que sufrimos, muchas veces incluso por quienes están a nuestro lado, que nos engañan fácilmente y dicen que mentimos y que les provocamos. ¡Cómo nos vamos a defender entonces de estas personas que están encargadas de cuidarnos!

POR TODO ELLO, EN UN DÍA COMO HOY, LAS NIÑAS CON DISCAPACIDAD EXIGIMOS:

  • Poder alzar nuestra voz, emitir nuestra opinión, que nos escuchen y nos tomen en cuenta.
  • Acabar con la intervención y el control sobre nuestros cuerpos, como sucede en la adolescencia cuando tenemos la regla, y que en su lugar nos eduquen sobre nuestro cuerpo y nuestra sexualidad.
  • Prohibir la esterilización en todas sus formas.
  • Formar a nuestras familias y a las y los profesionales que nos atienden sobre nuestros derechos.
  • Crear espacios para nuestra participación en las organizaciones que nos representan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.